CARACTERÍSTICAS

Es una lámina metálica que ha sido sometida a un proceso de corte y estiramiento para convertirla en una malla.

 

Las mallas de metal desplegado tienen las mismas propiedades físicas que los materiales que las componen, y deben ser tratadas de la misma forma.

 

Por provenir del estampado de planchas metálicas compactas, no se deshila (como las mallas tejidas o soldadas) y permite efectuar cortes donde se desee, sin perder su forma y cualidades primitivas.

 

Los vértices inclinados que conforman la malla cumplen el papel de nervios, logrando mayor resistencia que una plancha perforada común. Sin embargo, poseen flexibilidad suficiente para cubrir superficies curvas o en ángulos diferentes.

 

Es importante señalar que la malla -por su despliegue natural- sólo necesita apoyos en el sentido longitudinal del paño, obteniendo así una importante economía en la estructura soportante. Destaca además su inigualable relación peso/resistencia.